Marruecos se ha convertido en un importante centro de costura y confección para el mercado europeo. En las zonas industriales de Rabat, Tánger y Casablanca se fabrica ropa para todo tipo de empresas europeas en condiciones de trabajo insalubres. Con este informe financiado por la Unión Europea en el marco del proyecto NETWORKWEAR, hemos tratado de trazar el origen de la ropa comprada por un grupo de administraciones públicas españolas.

Consulta aquí el folleto abstract/resumen del informe.

Consulta aquí el informe completo

 

Anuncios

EuroPROC es un innovador proyecto comunitario que pretende facilitar el acceso de las PYME a los mercados de contratación pública basándose en la suposición de que una mayor participación de las PYME en este mercado permitirá liberar su potencial de crecimiento y la innovación con un impacto positivo en la economía europea. El consorcio está liderado por ACC1Ó de la Generalitat de Catalunya, en colaboración con las instituciones públicas interesadas en el tema a partir de 10 diferentes regiones de los Estados miembros.


Ramon Vives, responsable de Compra Pública Ética de SETEM y coordinador del proyecto NetWorkWear participó en el taller de cláusulas sociales en la contratación pública junto con la Sra. Carrillo-Loeda (Comisión Europea,  DGMercado Interior) y la Sra. Maria Prandi (Escola de Cultura de la Pau,  Universitat Autònoma de Barcelona ).

Vives presentó las principales demandas y mensajes de la Red de Compra Pública Sostenible para la revisión de las Directivas de contratación pública de la UE.

Estas demandas exigen a la contratación pública que contribuya a una economía socialmente sostenible, que se centre en el empleo de calidad, trabajo decente, normas internacionales del trabajo, el comercio justo, y en objetivos ambientales y de sostenibilidad, más allá de la existencia de un mercado interior.


La Red para una Compra  pública Sostenible (FSESP, GMB, UNISON, EMF,  EFFAT,  la FETCM, Solidar, la AELC, Internacional de Comercio Justo,  IFAT  Europa, FERN,EMCEF, Ver.di, TUC, ENSIE, UNI-Europa, Setem-Catalunya  y la coalición NETWORKWEAR liderada por SETEM-Catalunya), con motivo de la Conferencia de la Comisión Europea “la modernización de la contratación pública” del día 30 de junio 2011 reiteraron sus “cinco exigencias clave” para la revisión de las Directivas de contratación.

Estas demandas exigen que la contratación pública contribuya a conseguir una economía socialmente sostenible, que se centre en el empleo de calidad, trabajo decente, las normas internacionales del trabajo, el comercio justo, los objetivos ambientales y de sostenibilidad y que no sólo se focalice en la existencia de un mercado interior.

La Red espera que el actual proceso del Libro Verde sobre contratación pública tenga en cuenta estas demandas.


El Ayuntamiento de Badalona, miembro asociado del proyecto europeo NETWORKWEAR que coordina SETEM-Catalunya, ha adquirido este año 42.800 unidades de Pañuelos Solidarios para las Fiestas de Mayo elaborados con criterios de Comercio Justo. El pañuelo se repartirá gratuitamente a todos los niños y niñas de las guarderías, escuelas, institutos y Centros de Educación Especial de la ciudad. En total se repartirán 27.454 pañuelos gratuitamente.

En esta edición, los pañuelos han sido encargados a Intermón Oxfam y han sido confeccionados en la India, por la cooperativa Creative Handicrafts, una Organización No Gubernamental de Comercio Justo que lucha para proporcionar un medio de vida a las mujeres marginadas que viven en las comunidades slums, unos asentamientos marginales situados a las afueras de la ciudad, en Mumbai.

El pañuelo es una herramienta educativa y de sensibilización sobre el comercio alternativo. Con la distribución de este pañuelo se hace difusión de los valores y principios de un comercio alternativo y de un consumo reflexivo y responsable. Por esta razón, se ha elaborado un dossier destinado a los centros educativos donde se explican los conceptos de Comercio Justo, Finanzas Éticas, Economía Solidaria y Consumo Responsable.


Los eurodiputados dieron luz verde la semana pasada a un nuevo reglamento que actualiza las normas vigentes relativas al etiquetado de los productos textiles. La legislación, acordada por el Parlamento y el Consejo, busca facilitar el desarrollo de nuevas fibras y estimular la innovación en el sector textil europeo. A iniciativa de la Eurocámara, la norma obliga a indicar claramente en las etiquetas el uso de materiales de origen animal, como pelo o pieles.

Los diputados sugirieron, en el transcurso de las negociaciones, la obligatoriedad de indicar el origen de los productos textiles importados de terceros países. Varios países se opusieron a esta propuesta, que fue finalmente excluida del acuerdo. No obstante, los diputados han logrado que la Comisión se comprometa a presentar, para septiembre de 2013, un estudio sobre la posibilidad de introducir un etiquetado de origen “que facilite a los consumidores información precisa sobre el país de origen, así como información adicional sobre la completa trazabilidad de los productos textiles”. Este estudio podría ir acompañado de propuestas legislativas en este sentido.


El 27 de enero, la Comisión Europea publicó un Libro Verde sobre la modernización de la política de la UE en contratación pública:

El Libro Verde pone en marcha un amplio debate público sobre la revisión de las directivas europeas de contratación pública para satisfacer mejor las necesidades de los compradores públicos, las empresas y la ciudadanía.

Su objetivo es recabar la opinión de las partes interesadas sobre la manera de simplificar aún más los procedimientos a la vez que mejorar el acceso para todas las empresas a los contratos públicos,  incluidas las PYMES. También examina cómo la contratación pública puede ser objeto de un mejor uso en apoyo de los objetivos de la estrategia de Europa 2020 para un crecimiento sostenible.

Uno de los dos principales objetivos mencionados en el Libro Verde es permitir una mejor utilización de la contratación pública en apoyo de las metas comunes de la sociedad, incluida la protección del medio ambiente y lucha contra el cambio climático. En la sección “Uso estratégico de la contratación pública en respuesta a los nuevos retos” plantea interrogantes de cómo y qué comprar, para perseguir estos objetivos con eficacia.

Las normas actuales sobre las especificaciones técnicas, criterios de selección y adjudicación, y las cláusulas de ejecución del contrato están siendo examinadas, así como la elección de los procedimientos y la posibilidad de verificar los requisitos a lo largo de la cadena de suministro. Las autoridades públicas con experiencia en la compra verde y sostenible estarán familiarizadas con el reto de cumplir con las normas de contratación de la UE. En algunos casos, la incertidumbre que rodea las normas puede hacer que los órganos de compra se abstengan de incluir criterios como los requisitos sociales o ambientales en el proceso de contratación. En otros casos, las directivas no consiguen favorecer los procedimientos adecuados o la flexibilidad necesaria.

La consulta pública es una oportunidad para examinar estas cuestiones.

El Libro Verde invita a presentar comentarios sobre 114 preguntas específicas. Las respuestas podrán ser tenidas en cuenta en las propuestas legislativas que se presentarán por parte de la Comisión tras la consulta.

SETEM-Catalunya participará en la consulta en el marco de una red informal para el desarrollo sostenible en la compra pública dirigida por Fair Trade Advocacy Office (FTAO) donde estamos también como coordinadores del proyecto europeo NETWORKWEAR.

La sesión del 3 de marzo en el Parlamento Europeo

En este contexto, como miembros de este grupo de expertos el día 3 de marzo asistimos a un taller en el Parlamento Europeo convocado por la parlamentaria (MEP) Heide Rühle del partido de los Verdes.  En esta sesión se presentaron nuevas cuestiones jurídicas en el actual debate sobre cómo incluir las consideraciones sociales en la contratación pública y el objetivo era también discutir si (y cómo) las consideraciones sociales pueden ser incluidas como especificaciones técnicas o criterios de adjudicación por las administraciones. Durante la jornada hubo muchos/as participantes de la Comisión Europea (DG-Markt, la Dirección General de Comercio, Dirección General de Medio-, la Dirección General de Empleo de la Comisión), sindicatos, ONG, abogados/as, profesores/as, diputados/as y asistentes de la diputada en el Parlamento Europeo.

La situación actual es que la Comisión Europea no puede hacer la vista gorda a la continua tendencia hacia el uso de la contratación pública para promover el desarrollo sostenible (pilares sociales y ambientales). La nueva legislación debe tener en cuenta los nuevos compromisos del tratado de la UE. El principio de integración (confirmado por el Tratado de Lisboa) y la Carta Europea de Derechos Fundamentales exigen que cualquier revisión de las Normas de contratación se llevará a cabo de manera que dé apoyo y promueva el uso de políticas de contratación pública para el desarrollo sostenible, incluyendo su pilar social, y que la contratación pública se llevará a cabo de conformidad con los derechos enunciados en la Carta.

Las directivas revisadas deben permitir y promover herramientas que faciliten y hagan más eficiente la adopción de criterios de compra sostenible, incluyendo aspectos sociales.

Como las directivas de compra pública y sus posibilidades necesitan una mayor claridad debido a la falta de seguridad jurídica en los procesos, esta consulta es una muy buena oportunidad para ayudar a la Comisión a tomar medidas en la dirección adecuada, después de la publicación de la decepcionante y restrictiva guía ‘Buying Social‘ que comentábamos en una entrada anterior.

Ramon Vives


El pleno del Ayuntamiento de Sabadell, consciente de que la contratación de servicios que realiza puede contribuir de manera efectiva a un comercio que garantice la defensa de los derechos humanos y laborales de las personas trabajadoras, acordó a finales del 2010 aprobar la adhesión a la Xarxa Catalana per la Compra Pública Ètica.  De este modo el acuerdo contempla contribuir al cumplimiento de los derechos fundamentales en el trabajo mediante la incorporación de cláusulas éticas y sociales en los contratos de suministro de productos textiles de la entidad, de sus organismos autónomos y empresas municipales.

El ayuntamiento pretende iniciar un proceso de diálogo con las empresas proveedoras de ropa de trabajo municipal y difundir el valor de la contratación pública ética entre los trabajadores y las trabajadoras municipales.

 




A %d blogueros les gusta esto: